dijous, de maig 10, 2007

Pròleg al llibre de Motos i Tejedo

LA ESCUELA VALENCIANA DE TEATRO Y EDUCACIÓN: TOMÁS MOTOS Y FRANCISCO TEJEDO *

"Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Los hay que luchan un año y son los mejores.
Pero aquellos que luchan toda la vida:
esos son los imprescindibles."
Bertold Brecht


Se han utilizado múltiples metáforas para referirse a este inestimable manual de técnicas de dramatización para profesores de teatro y actores/actrices que se inician en el proceloso mar de la enseñanza del arte dramático titulado "Prácticas de dramatización". El mundo de la cocina y sus recetas -que requieren un dominio de ingredientes y tiempos precisos-, o el del artista-pedagogo -que ha de saber combinar estas dos disciplinas del teatro y la enseñanza, aparentemente tan dispares-, son algunas de las comparaciones que han tenido más éxito. Pero estamos en el siglo XXI y a nosotros nos apetece proponeros una más acorde con los tiempos que corren. Tomás y Paco, así con sus nombres de pila directos porque para la mayoría de nosotros son ya dos entidades muy tangibles como para usar academicismos universitarios, han sabido crear una “comunidad de práctica” constituida por las miles de personas, y no es una hipérbole, que .nos dedicamos a la enseñanza del teatro en ámbitos educativos y socioculturales. Un colectivo de profesores de dramatización que hemos encontrado en este manual una manera de hacer que nos identifica y que se conoce, grosso modo, como la valoración del “proceso” por encima del “producto” particularmente en el teatro escolar.

El concepto de “comunidad de práctica” (ver WENGER, Etienne) está siendo desarrollado por colectivos de enseñantes que utilizan la red de Internet para compartir y colaborar en todo tipo de proyectos. Ahora bien, la web social del ciberespacio no puede construir nada que no exista ya en la vida real, eso sí esta red facilita y potencia enormemente el contacto entre colectivos de personas con unos intereses comunes por muy alejados que se encuentren físicamente. Los intereses comunes de este colectivo de profesores de teatro han ido forjándose con el paso del tiempo y gracias a la empecinada voluntad de algunos visionarios que, como Tomás y Paco, creen en la utopía de que el arte dramático puede contribuir a la concienciación social. Cuantas veces les hemos oído citar a Brecht o a Boal. Y además muchos de nosotros nos hemos beneficiado de la generosidad de ambos, bien a partir de sus talleres y reflexiones teóricas en todo tipo de foros o, bien con las versiones dramatizadas de los clásicos que nos han ofrecido de manera altruista.

El liderazgo pedagógico que han alcanzado nuestros autores entre la gente de teatro con este y otros libros, tantas veces reeditados, es una muestra del reconocimiento por parte del colectivo de profesores de dramatización que aunque extremadamente variopinto son conscientes, todos ellos, de lo mucho que les debemos. No podemos dejar de contaros la anécdota en la que una vez Tomás y Paco que asistían a una jornadas de didáctica de la dramatización se encontraron con un ponente –actor y profesor de teatro bastante popular- que basaba todo su propuesta de taller en las actividades de Prácticas de dramatización y allí estaban ellos siempre queriendo aprender más. Pensamos pues que es la actitud y predisposición de los autores de este recetario, así como la riqueza y la relevancia de sus propuestas las que han contribuido a crear lo que muchos se afanan en conseguir, y muy pocos consiguen, que es el llegar a crear escuela. Una escuela de profesores de teatro o de artistas-pedagogos que se caracterizaría por seguir de manera lúcida algunos aspectos metodológicos presentes en esta obra:

- La teoría nace de la práctica. Como habéis visto este manual se declara eminentemente práctico y al servicio de todos aquellos que están a pie de aula pero insiste en la importancia de la reflexión continuada para volver después a la acción.
- Interdisciplinariedad. En esta obra los autores han hecho un esfuerzo de sistematización de contenidos procedentes de todo tipo de disciplinas artísticas y lenguajes expresivos que nos permitirá a los docentes movernos con propiedad en los terrenos del análisis como en los de la creación.
- El teatro es el arte del colectivo. Tanto el taller de dramatización como el montaje de obras de teatro con cualquier tipo de colectivos se considera una escuela de formación para la vida. Aquí encontraremos también todo tipo de actividades para ir definiendo nuestro estilo de dinamización de grupos con técnicas dramáticas.

Por último, y para que esta “COMUNIDAD DE PRÁCTICA”, que nació hace tiempo al calor de Prácticas de dramatización, siga creciendo y las buenas prácticas educativas y artísticas den más frutos debemos aprovechar las posibilidades que nos ofrecen las tecnologías de la comunicación. Recursos multimedia para la colaboración en red a los que la gente de teatro y educación no podemos ser ajenos. Por eso os invitamos a entrar en la página web de Paco Tejedo (http://pacotejedo.googlepages.com) y en la de AVEC (http://avecteatre.googlepages.com) asociación de profesores de dramatización valenciana de la que es presidente Tomás Motos. Allí tendremos oportunidad de comprobar, aunque sea de manera virtual, que somos muchos los que nos consideramos alumnos de una escuela que comenzó hace muchos años con un libro de teatro. Gracias.

Antoni Navarro Amorós
Profesor y coordinador del Postgrado de Teatro en la Educación de la Universidad de Valencia.

El llibre serà presentat pel director de Ñaque Fernando Bercebal a les XII Jornades de Didàctica de la Dramatització.

Cap comentari: